lunes, 14 de marzo de 2011

arroz o un pájaro que vuela

Donde sobran las palabras
Mana densa la felicidad
Como una transfusión de pulsos perfectos
Buscando lo íntimo, lo esencial
El arroz o un pájaro que vuela
Vaho y el silencio coagulándose lentamente sobre los cristales
Trazando húmedas caligrafías
sobre el río y la niebla que se extienden al sur
Sobre los árboles blancos, blandos
Sobre tu sonrisa, linfa, cuna, deseo
Así nos vamos aproximando a lo que entre líneas es


2 comentarios:

ram! dijo...

gracias por el envío!

TOMAS DELGADO ARBELO dijo...

Y tras leer tu poema, sobran las palabras, pero se agolpan los sentimientos, uno de ellos, la admiración.